junio 21, 2007

Cómplices anónimos


Llegué y fui pisando rápido, con la misma frecuencia que llegaba a mi mente una sensación de cálida blandura. No me atrevía a mirar al frente.

Pero cuando llegué al final lo vi observándome de lejos.

Era como un secreto, como la vivencia de un placer culpable...

Y al pasar al lado mío, el esbozo de su sonrisa hizo innegable en su mirada la complicidad.

No lo conozco, pero estoy segura: él sabía todo.

junio 05, 2007

Ojalá seas TÚ


De ti encontré el recuerdo del día en que salimos.
De él encontré el envoltorio del dulce que me regaló.
De ti encontré la dedicatoria más apasionada de mi vida.
De él encontré un oso de peluche al fondo de la repisa.
De ti encontré la fuerza de mi llanto al contártelo todo.
De él encontré el aviso de "estoy aquí todavía, si es que cambias de opinión".
De ti encontré la canción que siempre cantábamos juntos.
De él encontré mi diario escrito así:

"Quería dejar que el viento me alcanzara
para que pudiera golpearme
y siquiera intentara disolverel nudo de mi garganta.
Me reinvento. Me reformulo.
Se me llenan los ojos de lágrimas.
Te dejo. Me alejo. Me aparto.
Y es que es tan difícil querer estar aparte
si puedo estar junto.
Vuelvo a ser yo. Vuelve la pena. Vuelve el vacío.
Vuelve el llanto. Vuelven las fotos.
La mirada baja. No muestro ojos.Quisiera no tenerlos por ahora.
Aprendiz, maldito aprendiz(...)
Maldita sea la aprendiz.
Vuelve la sensación de soledad(...)
No te voy a buscar.
No pretendo, no quiero borrarte de mi vida,
ni quererte menos, pero sí cambiar la mirada.
La maldita mirada. La de entonces.
Me dije ¡qué pena! ¡qué rabia! que sea tan así
y (todavía) lo quiera tanto..."


Después de ahora...¿Me acordaré de ti o me acordaré de él?

Ojalá sea que de TI
y más que acordarme, estés siempre y pueda decirlo mirándote a los ojos.